10 agosto

De camino a Medellín.

Hoy es un día de esos que pensabas que tardarían en llegar, pero que ha pasado rápido. Nos despedimos ayer de muchos niños y familias y después de dos semanas ya pasó nuestra estancia en Putumayo. Será un día de dos vuelos, Pasto, Bogotá y Medellin. 

Celebramos la última misa en Santiago y después nos despedimos de las familias que han estado a nuestro lado, con un agradecimiento personal de cada cooperante por su acogida y su cariño.

Después del desayuno, una furgoneta de transporte de pasajeros junto al coche del padre Justo nos llevó a Pasto, en donde tuvimos tiempo de relax y de descanso ya que el avión no saldría hasta las 15,45h.






Esta vez pudo aterrizar el avión y salimos de Pasto sin problemas aunque sin faltar las turbulencias. Llegamos a Bogotá y enseguida tuvimos el vuelo hacia Medellín y también pudimos volar sin perder tiempo.


Al aeropuerto de Rio Negro nos vino a buscar la Sra. Olga y nos trasladó hacia Medellín. Allí pudimos descansar. Mañana sería un dia de relax bastante diferente.

Atentamente

Orlay 

No hay comentarios:

Publicar un comentario